Please reload

Entradas recientes

Manifiesto del Encuentro Nacional de Lideresas 2018

November 18, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

¿HASTA CUÁNDO TENEMOS QUE REPETIRLO? La violencia de género no es un asunto privado

December 16, 2016

 

No existen palabras para expresar lo que sentimos: ira, bronca, decepción, cansancio!

Pero seguimos en nuestra lucha y no callaremos nuestras voces!

 

En una defensa constante que llevamos a cabo desde la década de los ochentas, cada vez más frecuente, casi diaria, las organizaciones de mujeres, las feministas, las mujeres de todos los estratos y condiciones denuncian, reclaman, exigen, protestan, demandan justicia y el cese  de la violencia patriarcal machista, políticas claras de prevención y atención, procedimientos más ágiles en la judicialización de los casos y reparación de los derechos de las sobrevivientes.

 

Son años largos de lucha los que llevamos, desde la primera campaña de las organizaciones en 1989 bajo el lema lo privado es político, pusimos la violencia contra la mujer como un asunto político y comenzamos a demandar las Comisarías de la Mujer y la Familia, que se hicieron realidad en 1994 como mecanismo de acceso a la justicia, acompañamos su creación y la construcción participativa de la  Ley 103.

 

Han pasado más de dos décadas y media de luchar por una vida libre de violencias contra las mujeres ecuatorianas. ¡Y NADA! ¡LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y LAS NIÑAS NO SE DETIENE! Continúa, adoptando nuevas formas, nuevos mecanismos, nuevas estrategias, consolidando su poder en la sociedad, naturalizando todas las violencias.

 

Hoy nuevamente exigimos al gobierno y todas las funciones del Estado sensibilidad, capacidad y decisión para enfrentar la violencia de género contra las mujeres y las niñas como una política prioritaria, como una causa de país, para el desarrollo económico y social y parte consustancial de la democracia.

 

 

¡LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES NO DEBE SUCEDER NUNCA MÁS!

 

La denuncia por violencia de género presentada por Gloria Ordóñez en contra de Orlando Pérez el 12 de diciembre de 2016, es un nuevo hecho que se visibiliza, porque el violentador es director de un medio de comunicación pública. El hecho  nos concierne a todos y a todas, organizaciones sociales, medios de comunicación, ciudadanía en general, y principalmente a las autoridades del sistema de administración de justicia del país y al Gobierno.

 

Cada mujer golpeada, violada, insultada, asesinada, por ser mujer, es un asunto de toda la sociedad. El silencio nos hace cómplices, por ello nos pronunciamos frente a este nuevo caso de violencia de género y expresamos nuestra solidaridad con Gloria Ordóñez.

 

En este caso en particular, la vigilancia del tratamiento que se de a esta denuncia es imperiosa al tratarse de un funcionario que dirige un medio de comunicación público y señalamos lo siguiente.

 

  1. La violencia de género no es un asunto privado, es una violación a los derechos humanos de las mujeres y constituye un delito de acuerdo al Código Orgánico Integral Penal.

  2. Nada justifica la violencia, en ninguna de sus formas. Condenamos todo acto de violencia de género, venga de donde venga.

  3. Las fotografías del estado físico de Gloria Ordoñez, dan cuenta de un episodio de violencia física cometida con tal saña que pone en evidencia la misoginia del supuesto agresor, que como se ha visto en cientos de casos en el país puede conducir al femicidio. La saña es una de las manifestaciones más claras de la violencia feminicida.

  4. El video filmado por Orlando Pérez y circulado por los troles de la SECOM evidencian maltrato y presión psicológica, la prepotencia, y ejercicio de poder evidente contra Gloria Ordoñez. Así, resulta increíble que el denunciante, quien en su declaración no niega las acusaciones, interponga una denuncia de violencia psicológica contra Gloria Ordóñez. Pobre mecanismo de defensa para un hombre que detenta el poder.

  5. El sistema de justicia está obligado a actuar conforme a la ley, con imparcialidad, evitando parcialización hacia un servidor que trabaja en un medio de comunicación público afín al Gobierno y proteger a la denunciante de posibles retaliaciones.

  6. Exigimos la renuncia de Orlando Pérez, no la concesión de vacaciones, para que se proceda con las investigaciones del caso y se aplique debidamente la justicia. 

 

Exigimos un mínimo de coherencia en el decir, frente al actuar del gobierno y todas las funciones del Estado!

Exigimos justicia imparcial, debida diligencia en la investigación y sanción de los actos de violencia contra las mujeres, en particular en el caso de Gloria Ordóñez.

Exigimos transparencia y no impunidad!

 

Las organizaciones que hacemos parte de la Coalición Nacional de Mujeres permaneceremos vigilantes del caso en todo momento.

 

No más violencia contra las mujeres!

Ni una mujer violentada más!

Ni una menos! Porque Vivas nos queremos!

 

Please reload

Síguenos
Buscar por tags