Please reload

Entradas recientes

Manifiesto del Encuentro Nacional de Lideresas 2018

November 18, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Foro para la construcción de la Ley Orgánica de Prevención de Violencia contra las Mujeres

El Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres convocó a las organizaciones de mujeres de la sociedad civil al Foro de presentación de propuestas para la Ley Orgánica de Prevención de la Violencia.

La Coalición Nacional de Mujeres presentó en el evento el proyecto de Ley Orgánica Integral por el Derecho de las Mujeres a una vida libre de violencias, con el respaldo de las 27.000 firmas.

 

Aquí el texto de la intervención de Rocío Rosero, a nombre de la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador:

 

Señora Asambleísta Mónica Alemán, Coordinadora del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres,

Señora Magistrada Rocío Salgado, miembro de la Corte Nacional de Justicia,

Señoras Asambleístas miembros del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres:

 

Hoy acudimos a este Foro con el Presidente de la Asamblea Nacional y miembros del Grupo Parlamentario por los Derechos de las Mujeres en el marco del compromiso asumido por la Asamblea Nacional a través de la Resolución Parlamentaria que rechaza todo tipo de violencia en contra de niñas, adolescentes y mujeres.

 

 

 

¿Por qué impulsamos una Ley Integral por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias desde la Coalición Nacional de Mujeres del Ecuador?

 

Porque existe la necesidad de reconocer y nombrar la violencia contra las mujeres y las razones por las que subsiste para poder actuar de manera eficaz sobre ella. Porque es un problema estructural de la sociedad ecuatoriana  que prevalece a una escala inconcebible: 93 feminicidios en el 2017.

 

Bien sabemos pero queremos recordarlo: la violencia contra las mujeres se sostiene en ideas, prácticas y relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres, donde las mujeres somos percibidas como seres de menor valor y por lo tanto susceptibles de ser violentadas.

 

Necesitamos una ley que reconozca la relación que existe entre discriminación y violencias y los factores que la originan: esos patrones socioculturales nocivos que han contribuido a naturalizar todas las formas de discriminación y violencia en todos los ámbitos de la vida cotidiana: intrafamiliar, institucional, política, obstétrica, educativa, mediática, contra la libertad reproductiva.

 

Nuestro Proyecto plantea la necesidad de reconocer los distintos tipos de la violencia contra las mujeres: física, sicológica, sexual, económica, patrimonial y simbólica. Todas estas violencias se combinan volviendo más difícil la vida de las mujeres indígenas, las afro ecuatorianas, las niñas y adolescentes, las mujeres con discapacidad o las de las diversidades sexuales.

 

Proponemos una ley que responda de manera específica y especializada en la prevención, atención, protección y reparación de derechos de las mujeres víctimas y sobrevivientes de las violencias.

 

Nuestra gran apuesta con el proyecto de Ley es garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias, de todas las mujeres, a lo largo de todo su ciclo de vida.

 

El proyecto de Ley impulsado por la Coalición ha sido concebido como una herramienta esencial para impulsar de manera urgente y prioritaria las reformas legislativas e institucionales en el ámbito de la justicia, la seguridad y las políticas públicas de prevención, protección de derechos de las mujeres sobrevivientes de violencia y la reparación de sus derechos, conforme a la Constitución y la legislación internacional de derechos humanos de las mujeres.

 

Por eso, nuestra propuesta constituye además un Proyecto de ley de segunda generación que implica un enfoque multidimensional, intersectorial e interdisciplinario, para abordar las causas estructurales de la violencia.

 

La Ley que hoy entregamos a ustedes con 27.000 firmas de respaldo, tras tres años de un proceso de construcción participativa y movilización social, ha sido concebida como el marco legal e institucional del Plan Nacional de Erradicación de Violencia, como una política prioritaria de Estado que ha sido acogida por esta legislatura y el Gobierno del Presidente Moreno.

 

Muy importante decirles esta mañana que nuestro Proyecto de ley tiene como sujeto de protección a las mujeres porque las reconoce como sujetos de derechos y las pone como piedra angular la igualdad sustantiva y la eliminación de las discriminaciones, tal como lo define  el artículo 1 de la CEDAW.

 

Disculpen la molestia! Pero es que nos están matando, con intervalos cada vez más cortos, una de nosotras no estará más.

 

Por eso, tenemos que advertir que una ley de violencia de género con sujetos de derechos tan amplios y múltiples, repetiría la tradición jurídica de institucionalizar la condición de segunda clase para las mujeres y las niñas. Ya hemos visto  cómo la tecnocracia recurre al concepto de transversalidades, que pretende ser todo y la realidad es nada!. Con este escudo y sello se han dado de baja durante los últimos 10 años todos los mecanismos jurídicos de acción positiva y los dispositivos institucionales especializados en materia de derechos humanos de las mujeres e igualdad de género. Por eso, las mujeres decimos que hemos retrocedido en derechos.

 

Y volviendo a los contenidos del Proyecto de la Coalición, proponemos establecer mecanismos de monitoreo de la violencia contra las mujeres, un sistema de información, así como la realización periódica de la Encuesta Nacional sobre Violencia de género hacia las mujeres.

 

Proponemos además institucionalizar el sistema de protección integral de derechos de mujeres, adolescentes y niñas sobrevivientes de violencia, a través de mecanismos especializados y asignación de recursos suficientes, oportunos y permanentes para su gestión.

 

Igualmente, proponemos  generar políticas sostenidas para la eliminación de patrones culturales que inciden en la permanencia y reproducción de prácticas nocivas que perpetúan la violencia de género contra las niñas y las mujeres.

 

Queremos una Ley que cumpla con los estándares internacionales sobre derechos humanos de las mujeres.

 

Planteamos un Proyecto de Ley en el que al menos tres funciones y niveles del Estado: el ejecutivo, el legislativo el judicial,  tienen la obligación, de colaborar con la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado. Y en donde activemos a la sociedad entera a través del cambio de patrones socio culturales.

 

Por cierto, planteamos también que en el diseño e implementación de la política pública política nacional para erradicación de la violencia contra las mujeres, la Función Ejecutiva debe tomar en consideración los planteamientos y aspiraciones de las víctimas y sobrevivientes, expresado a través de las organizaciones de la sociedad civil y en particular las organizaciones feministas y de mujeres.

 

¿En resumen, qué plantea la propuesta de Ley?

 

  • Impulsar y fomentar el conocimiento y el respeto a los derechos humanos de las mujeres y las niñas;

  • Transformar los modelos socioculturales de conducta de mujeres y hombres,

  • Educar y capacitar en materia de derechos humanos de las mujeres al personal encargado de la investigación y sanción de los actos de violencia contra las mujeres, así como de la atención y sanción a las víctimas

  • Brindar los servicios especializados y gratuitos para la atención y protección a las víctimas.

  • Fomentar y apoyar programas de educación pública y privada, destinados a concientizar a la sociedad sobre las causas y las consecuencias de la violencia contra las mujeres y las niñas.

  • Diseñar programas de atención y capacitación a víctimas y sobrevivientes.

  • Vigilar que los medios de comunicación no fomenten la violencia contra las mujeres y las niñas.

  • Garantizar la investigación y la elaboración de estudios, mantener la encuesta nacional periódica de violencia de género.

  • Publicar periódicamente información

  • Incluir de forma prioritaria en el “Plan Nacional del Buen Vivir” y en el “Plan Nacional de Erradicación de la Violencia de Género hacia niñez adolescencia y mujeres”, las medidas y las políticas de gobierno para erradicar la violencia contra ellas.

  • Promover la cultura de denuncia de la violencia contra las mujeres y las niñas.

  • Diseñar un modelo integral de atención a los derechos humanos y ciudadanía de las mujeres y las niñas.

Aquí estamos para aportar con el contingente del compromiso expresado por 27.000 voluntades en tres años de trabajo.

 

Finalmente, permítanme recordarles señoras y señores Asambleístas, que tienen en sus manos un reto enorme, que colocaría al Ecuador como tercer país en la región adoptando una Ley Integral de Violencia contra la mujer, después de Bolivia (2013) y Paraguay (2016).

 

Durante nuestras campañas a lo largo del proceso dijimos con fuerza, convicción y compromiso y hoy lo repetimos a coro junto con ustedes:

 

NO QUEREMOS NIUNA MUJER MAS VIOLENTADA

 

PORQUE VIVAS NOS QUEREMOS – NI UNA MENOS!

 

 

 

 

 

Please reload

Síguenos
Buscar por tags